miércoles, 30 de noviembre de 2011

Llegará

Qué bueno es tener motivos para esperar. No pasa nada si nos falta algo, si hay heridas, si en algún momento la vida va achuchada. En realidad hay etapas en las que lo importante es escuchar la promesa de algo bueno.Y creerla, si quien promete es alguien de fiar (Dios lo es). 


Llegará la sanación para las heridas. Llegará la luz para disipar las sombras. Llegará la paz a las personas. Llegará el amor a poblar las soledades. Llegará la palabra a tender puentes. Llegará el descanso, compartido. Llegarán nuevas ideas, nuevas canciones, nuevos proyectos. Llegará Jesús.

Tomado de PastoralSJ



martes, 29 de noviembre de 2011

lunes, 28 de noviembre de 2011

Su amor no descansa

El Adviento es el tiempo en que Dios nos promete que su amor no descansa. Por cada uno de nosotros.  Que salvará distancias infinitas. Que se hará pequeño para encontrarnos. Que vendrá a nuestras vidas. Que creerá en cada uno de nosotros, conociendo nuestra verdad profunda. Y que nos saldrá al encuentro en caminos inesperados. Y esa promesa vale un mundo.



domingo, 27 de noviembre de 2011

Adviento I

Primer Domingo de Adviento
Mc 13,33-37
¡Despierta!

No podemos vivir adormilados, ni ir por la vida con el pijama puesto y la mente embotada pensando en el dinero, o en los regalos o en cosas que, en el fondo, no nos hacen ser felices.
Adviento es tiempo de despertarse con alegría.
El reloj del Adviento es reloj que impulsa y despierta. Nos invita a velar,  a permanecer despiertos, vivos, activos, comprometidos, con un rumbo claro y no equivocado. Nos encaminamos hacia Belén. Se ve la Estrella en el horizonte, la cueva…Ahora toca dejarse prender por la vela del primer domingo, que nos impulsa a no caminar en la oscuridad ni en el ensueño, sino en la senda de la búsqueda y del encuentro.

Diálogos en la Vida: "Los 'deberes' de Adviento (I)"

sábado, 26 de noviembre de 2011

Adviento: Despierta




Encendemos una vela que nos invite a despertar, 
a iniciar el camino por el lugar correcto, 
a abandonar lo que nos impide prepararnos 
para la venida de Jesús.

Las velas de Adviento


Cada sábado por la tarde encenderemos en este blog una vela de Adviento. Podemos pegarlas en un cartón o folio a lo largo de las 4 semanas, y colocarlas -sobre todo si tenemos niños que puedan hacerlo- en un lugar visible de la casa. La mecha que hay en cada una de las velas es el deseo inscrito en lo más interior del ser humano de dejarse prender por la LUZ de Aquel que viene y que es el único que puede dar sentido e iluminar nuestra existencia.
Veamos el significado de cada una de las velas de los cuatro domingos y de la Navidad:
- Primer Domingo: La vela nos invita a despertar, a iniciar el camino por el lugar correcto, a abandonar lo que nos impide prepararnos para la venida de Jesús.
- Segundo Domingo: La vela nos lanza a ponernos en camino, como Juan el Bautista, limpiando y arreglando tantos obstáculos e impedimentos que nos imposibilitan la llegada a Belén.
- Tercer Domingo: La vela nos hace buscadores de la LUZ verdadera. Para ello hemos de orientarnos con la brújula de la Palabra de Dios.
- Cuarto Domingo: La vela nos introduce en el Corazón de María, que es un corazón que acoge y que es propiedad absoluta de Jesús.
- La vela de Navidad: La LUZ nace en nuestros corazones, en nuestras vidas y nos inunda con su Amor.



Pregón de Adviento


Os anuncio que comienza el Adviento.
Alzad la vista, restregaos los ojos, otead el horizonte.
Daos cuenta del momento. Aguzad el oído.
Captad los gritos y susurros, el viento, la vida...
Empezamos el Adviento,
y una vez más renace la esperanza en el horizonte.
Al fondo, clareando ya, la Navidad.
Una Navidad sosegada, íntima, pacífica,
fraternal, solidaria, encarnada,
también superficial, desgarrada, violenta...;
mas siempre esposada con la esperanza.

viernes, 25 de noviembre de 2011

La tarea encomendada


Tenemos cosas que hacer, cosas maravillosas.
Nos han encomendado la casa de este mundo.
Todo lo que el creador hacía en él
es ahora tarea nuestra.
                                    
¡Qué tarea tenemos encomendada!
Encender el sol cada mañana para todos
y sacar brillo a la luna
para que relumbre por los caminos de las sombras.
Contar de una en una las estrellas,
investigar los planetas, ponerles nombres:
a uno amor,
a otro solidaridad,
al más lejano: lugar de encuentro.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Como hace el niño...

En cualquier cosa buena que pensares en la oración, o fuera de ella, ten cuidado de irte luego con ella a Dios, como hace el niño, que con todas las cosas que encuentra se va luego a su madre; y allí la platica con él, y conforme a lo que hallases en ella, así puedes levantar tu corazón a amar, o adorar, o reverenciar, o alabar a Dios por ella; y de allí tomar ocasión para humillarte delante de él y pedirle su gracia.


Fr. Luis de Granada, Libro de oración y meditación.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pienso en ti


"Puedes ser solamente una persona para el mundo,
 pero para una persona tú eres el mundo."

Gabriel García Márquez


martes, 22 de noviembre de 2011

Calendario de Adviento 2011

Para preparar nuestro camino en estas próximas semanas....


(Pinchad en la imagen para verla ampliada 
y, si lo deseáis, imprimirla)


Para ti toda mi música




"Cantad al Señor un cántico nuevo, que toda la tierra cante al Señor. Cantad al Señor, bendecid su nombre, celebrad día tras día su victoria" (Sal 96).

                                "Sin música la vida sería un error" (F. Nietzsche)

lunes, 21 de noviembre de 2011

En tu desnudez


Te sentirás solo, sin testigos.
Te encontrarás aislado, sin puentes.
Te abrumará el silencio, sin palabras.
Te dolerá el olvido, sin aplausos.
Te inquietará la duda, sin respuestas.
Te pesará la carga, sin ayudas.
Te asustará el compromiso, sin seguridades.
Te verás desnudo, sin mentiras.
Y Yo seré tu testigo, tu puente y tu palabra.
Yo seré tu aplauso, tu respuesta y tu apoyo.
Yo seré tu refugio y amaré tu desnudez
y te enseñaré a vivir de verdad.

José M. R. Olaizola



domingo, 20 de noviembre de 2011

Cristo Rey: ¿Quiénes cuentan para Dios?




En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones.
Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas, de las cabras.
Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Entonces dirá el rey a los de su derecha:
- "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme."

Diálogos en la Vida: "Tratarse como un rey"

sábado, 19 de noviembre de 2011

La paz, la luz, la casa juntas




Y entonces vio la luz.
La luz que entraba
por todas las ventanas de su vida.
Vio que el dolor precipitó la huida
y entendió que la muerte ya no estaba.

Morir sólo es morir. Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva.
Es cruzar una puerta a la deriva
y encontrar lo que tanto se buscaba.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Salvar la existencia amando

Soñé, a lo largo de mi vida, muchas cosas. Ahora sé que sólo salvaré mi existencia amando; que los únicos trozos de mi alma que habrán estado verdaderamente vivos serán aquellos que invertí en querer y ayudar a alguien. ¡Y he tardado cincuenta años en descubrirlo!

(J.L. Martín Descalzo, "Testamento del pájaro solitario")

jueves, 17 de noviembre de 2011

Amarte aquí es redimir la tierra



Soneto de Amor en Gredos
 

Amarte en Gredos, en la roca, es darte
razón de eternidad. La tierra ama
como mi corazón y, roca o llama,
en fuego acabaré de eternizarte.

La soledad y tú me dáis la parte
que el alma necesita. El tiempo llama
con más dureza y, cada vez, reclama
lo que doy por salvarme y por salvarte.

Amarte aquí, en la inmóvil serranía
donde el mundo se acaba y todavía
no pisó el hombre, es redimir la tierra.

Es coronar el tiempo de futuro
y hacer de luz y fuego el trozo oscuro
de soledad que somos yo y la Sierra.



miércoles, 16 de noviembre de 2011

Para entender en su alma

“Una sola cosa demando a Vuestra Reverencia 
por amor de Jesucristo 
y de su santo nacimiento 
y de su bendita cruz:

que aparte cada día dos o tres horas por lo menos 
y las sacrifique a Dios 
para entender en su alma... 
Escoja sus dos ratos cada día, 
uno por la mañana, 
antes que se desayune el corazón 
con los negocios del día...  
El otro por la noche, 
cuando las sombras dan al paisaje 
ese color de plenitud rendida y silente.”

Fray Luis de Granada
"Libro de la oración y la meditación"

martes, 15 de noviembre de 2011

San Alberto: el estudio científico como himno de alabanza

San Alberto tiene mucho que enseñarnos aún. Sobre todo, muestra que entre fe y ciencia no hay oposición, a pesar de algunos episodios de incomprensión que se han registrado en la historia. Un hombre de fe y de oración, como fue san Alberto Magno, puede cultivar serenamente el estudio de las ciencias naturales y progresar en el conocimiento del micro y del macrocosmos, descubriendo las leyes propias de la materia, ya que todo esto concurre a alimentar la sed y el amor de Dios. La Biblia nos habla de la creación como del primer lenguaje a través del cual Dios – que es suma inteligencia, que es Logos – nos revela algo de sí mismo. El libro de la Sabiduría, por ejemplo, afirma que los fenómenos de la naturaleza, dotados de grandeza y de belleza, son como las obras de un artista, a través de las cuales, por analogía, podemos conocer al Autor de la creación (cfr Sb. 13,5). Con una similitud clásica en la Edad Media y en el Renacimiento se puede comparar el mundo natural a un libro escrito por Dios, que nosotros leemos en base a las diversas aproximaciones de las ciencias. ¡Cuántos científicos, de hecho, tras las huellas de san Alberto Magno, han llevado adelante sus investigaciones inspirados por el asombro y la gratitud frente al mundo que, a sus ojos de investigadores y de creyentes, aparecía y aparece como obra buena de un Creador sabio y amoroso! El estudio científico se transforma entonces en un himno de alabanza. 

Auténtico hijo de santo Domingo, predicaba de buen grado al pueblo de Dios, que quedaba prendado de su palabra y del ejemplo de su vida.

(Catequesis de Benedicto XVI, año 2010. Ver entera)

San Alberto: "presumir de tu triunfante Cruz"

Señor Jesucristo, enséñanos a entender la astucia de los engañadores por sus mismas palabras.
Enséñanos a  descubrir y a estar precavidos de los que quieren comprometernos por nuestras propias palabras: que sepamos no responder inmediatamente, sino esperar a dar una respuesta que los comprometa a ellos por sus mismas palabras.
Que sepamos no decir lo que todos dicen para así aparentar más famosos, o a no asentir para darles gusto a ellos, sino seguir en todo únicamente la razón, y sobre todo no decir algo que sea de perjuicio para el prójimo por motivo de una piedad falsa, o de ayudar al culto divino, sino tan sólo lo que juzguemos ser justo. Concédenos no presumir de otra divisa que el título de tu triunfante cruz, o el memorial de tu muerte, o el pregón de tu casa. 
Que sepamos alternar con prudencia el entendimiento teórico y el práctico, la vida corporal y la espiritual, de modo que sepamos dar al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios. Amén.


(S. Alberto Magno)

15 de noviembre, san Alberto Magno OP

San Alberto nace en el seno de una noble familia en la Baviera Alemana en 1206. Desea cursar la carrera de Leyes por lo que sus padres le envían primero a Bolonia -que más tarde será cumbre de los estudios juristas-, más adelante a Venecia, y termina en Padua. Allí conocerá a su compatriota, Jordán de Sajonia sucesor de Santo Domingo en el gobierno de la Orden. Queda prendado por la predicación y las cualidades de este hombre; recibe la llamada de Dios y decide ingresar en la Orden de Predicadores en 1224. La oposición de su familia es frontal, pero él permanece fiel a su decisión.

En 1228 es enviado a su Patria como profesor y enseña, primero en Colonia, con posterioridad en Hildesheim, Friburgo, Ratisbona, Estrasburgo y en la Sorbona de París, donde tendrá como discípulo predilecto a Santo Tomás de Aquino. A los estudiantes llegados desde todos los extremos de Europa Alberto les explicaba con espíritu universal una nueva ciencia: la física de Aristóteles según la interpretación de autores judíos y musulmanes.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Otoño



Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
(Salmo 8)

sábado, 12 de noviembre de 2011

No os conforméis con menos que Cristo

Sí, queridos amigos, Dios nos ama. Ésta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás. No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios. Permanecer en su amor significa entonces vivir arraigados en la fe, porque la fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios.Si permanecéis en el amor de Cristo, arraigados en la fe, encontraréis, aun en medio de contrariedades y sufrimientos, la raíz del gozo y la alegría. La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes  no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo. 
(Benedicto XVI, Vigilia en Cuatro Vientos, JMJ 2011)



viernes, 11 de noviembre de 2011

El baile de la obediencia

Si estuviéramos contentos de ti, Señor,
no podríamos resistir a esa necesidad de danzar 
que desborda el mundo 
y llegaríamos a adivinar 
qué danza es la que te gusta hacernos danzar,
siguiendo los pasos de tu Providencia.

Porque pienso que debes estar cansado de gente 
que hable siempre de servirte
con aire de capitanes;
de conocerte con ínfulas de profesor;
de alcanzarte a través de reglas de deporte;
de amarte como se ama un viejo matrimonio.

Y un día que deseabas otra cosa
inventaste a San Francisco
e hiciste de él tu juglar.
Y a nosotros nos corresponde dejarnos inventar
para ser gente alegre que dance su vida contigo.

Para ser buen bailarín contigo
no es preciso saber adónde lleva el baile.
Hay que seguir, ser alegre,
ser ligero y, sobre todo, no mostrarse rígido.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Somos amados

“Sea cual fuere el momento en que nos hallamos de nuestro desarrollo, 
y sea cual fuere lo que estemos haciendo, 
Dios nunca dejará de amarnos, 
corroborando cuanto de bueno hay en nosotros 
y comprendiendo tiernamente nuestras debilidades. 

No tenemos necesidad de cambiar,
ni de crecer,
ni de ser buenos
para ser amados. 

Más bien es lo contrario: 
somos amados 
para que podamos cambiar, 
crecer 
y ser buenos”. 

(J. Powell)

(Gracias, Inmaculada)

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Camina conmigo

Caminaré siempre en tu presencia
por el camino de la vida.

Te entrego, Señor, mi vida, hazla fecunda.
Te entrego mi voluntad, hazla idéntica a la tuya.
Caminaré a pie descalzo,
con el único gozo
de saber que eres mi tesoro.

Toma mis manos, hazlas acogedoras
Toma mi corazón, hazlo ardiente.
Toma mis pies, hazlos incansables.
Toma mis ojos, hazlos transparentes.
Toma mis horas grises, hazlas novedad.

Hazte compañero inseparable de mis caídas y tribulaciones
Y enséñame a gozar en el camino
de las pequeñas cosas que me regalas,
sabiendo siempre ir más allá
sin quedarme en las cunetas de los caminos.

Toma mis cansancios, hazlos tuyos.
Toma mis veredas, hazlas tu camino.
Toma mis mentiras, hazlas verdad.
Toma mis muertes, hazlas vida.
Toma mi pobreza, hazla tu riqueza.
Toma mi obediencia, hazla tu gozo.
Toma mi nada, haz lo que quieras.
Toma mi familia, hazla tuya.
Toma mis pecados.
Toma mis faltas de amor, 
mis eternas omisiones, 
mis permanentes desilusiones, mis horas de amarguras.

Camina, Señor, conmigo;
Acércate a mis pisadas.
Hazme nuevo en la donación,
alegría en la entrega
gozo desbordante al dar la vida,
al gastarse en tu servicio. Amén

martes, 8 de noviembre de 2011

8 de noviembre, aniversario de los difuntos OP


Al final de las horas,
cuando ya no tengan sentido
la envidia, el ansia y la ira
recordaremos que fuimos humanos,
aunque sea ya demasiado tarde.


Cuando se hayan cumplido los minutos
misteriosamente asignados
anhelaremos todo lo que quedó
eternamente pendiente:
el perdón, la mirada y el beso.


Al otro lado de los tiempos
las ridículas individualidades 
serán superadas por una Comunidad
que aquí no supimos entrelazar
por torpeza, suficiencia o miedo.


Olvidadas ya todas las edades
seremos por fin almas libres, 
luminosas, valientemente fraternas.
Al final de nosotros mismos
sólo quedarás Tú, Señor.


Oración tomada de "Ahora que es silencio"
Más información sobre éste día

lunes, 7 de noviembre de 2011

Tú, Señor, eres santo

Con la mirada en el cielo y unidos de corazón a nuestros bienaventurados hermanos y hermanas, supliquemos al Señor diciendo:

    Seamos santos porque Tú, Señor, eres santo

Queremos escuchar atentamente tus palabras como la bienaventurada Virgen María, Madre de tu Hijo, a cuya protección encomendaste la Orden de Predicadores: danos, Señor, un corazón humilde y atento.

7 de noviembre, Día de la Familia Dominicana

"La Familia Dominicana está en pleno crecimiento. Siguiendo el símil del árbol, podemos decir que sus ramas son cada vez más frondosas y anuncian una buena cosecha. Es cierto que no todas sus ramas crecen con el mismo ritmo y pujanza. Aparecen nuevos brotes verdes que auguran frutos nuevos; las viejas ramas mantienen su vigor en espera confiada de mayores frutos. Nuestras raíces son verdaderamente profundas y arraigan en la fecundidad del carisma de Domingo. Nos alegra constatar que estamos plenamente vivos y nos sorprende nuestra fecundidad. Damos gracias a Dios por ello, y admiramos cada día más la atracción que el antiguo carisma de Domingo ejerce en estos nuevos tiempos de incertidumbres y esperanzas.

7 de noviembre, Todos los Santos de la Familia Dominicana

"Supliquemos al Padre de misericordia que, regidos por aquel espíritu que mueve a los hijos de Dios, caminando por las sendas de nuestros padres, merezcamos llegar sin descarríos a la misma meta de perpetua felicidad" 
(Fr. Jordán de Sajonia op, sucesor de Santo Domingo)


Oh, Dios, fuente de toda santidad, 
que te dignaste enriquecer a tu Iglesia 
con los abundantes dones 
de los santos de la Orden de Predicadores;
concédenos seguir sus huellas 
de manera que nos unamos un día 
en la perpetua fiesta del cielo 
con todos los que veneramos hoy en la tierra.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo,
en la unidad del Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos.
Amén.

domingo, 6 de noviembre de 2011

6 de noviembre, mártires españoles del siglo XX

El día 6 de noviembre hacemos memoria de los dominicos y dominicas (62 frailes, una hermana contemplativa, 9 religiosas de vida activa y 2 seglares) que fueron martirizados en España entre los años 1936 y 1939. La Iglesia les proclamó beatos en octubre de 2007. Ellos nos invitan a renovar nuestra fe y a seguir proclamando el Evangelio de Jesucristo desde los valores que fomentan el valor de la vida, la paz y la reconciliación.




Oh Dios, que enviaste a tu Hijo,
para que muriendo y resucitando 
nos diese su Espíritu de amor.
Nuestros hermanos y hermanas, 
mártires del siglo XX en España,
mantuvieron su adhesión a Jesucristo
de manera tan radical y plena
que les permitiste derramar su sangre por Él.
Danos la gracia y la alegría de la conversión
para asumir las exigencias de la fe;
ayúdanos, por su intercesión,
y por la de María, Reina de los mártires,
a ser siempre artífices de reconciliación en la sociedad
y a promover una viva comunión
entre los miembros de tu Iglesia en España;
enséñanos a comprometernos, con nuestros pastores,
en la nueva evangelización
haciendo de nuestras vidas
testimonios eficaces del amor a Ti y a los hermanos.
Te lo pedimos por Jesucristo, el Testigo fiel y veraz,
que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.



Más información

Diálogos en la Vida: "La tristeza buena"

sábado, 5 de noviembre de 2011

Me sondeas y me conoces




TÚ ME SONDEAS y ME CONOCES,
SOY CREATURA DE TUS MANOS,
TÚ ME SONDEAS y ME CONOCES
PORQUE HABITAS EN Mí.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Bendice

Señor, bendice mis manos
para que sean delicadas y sepan tomar
sin jamás aprisionar,
que sepan dar sin calcular
y tengan la fuerza de bendecir y consolar.

Señor, bendice mis ojos
para que sepan ver la necesidad
y no olviden nunca lo que a nadie deslumbra;
que vean detrás de la superficie
para que los demás se sientan felices
por mi modo de mirarles.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Fray Escoba

San Martín, "danos la sencillez de corazón"

Demos gracias a Dios Padre, que en san Martín otorga a la Iglesia un ejemplo insigne de humildad evangélica, y acudamos a él con confianza, diciendo:

Señor, danos la sencillez de corazón

Asiste, Señor, a tu Iglesia, que iluminaste con la vida admirable de san Martín; por su intercesión inspírala para que cuide sinceramente de la salvación de los pobres.

Señor, Dios nuestro, que renuevas y enriqueces a tu Iglesia con la gracia de tu bendición, haz que siempre recordemos tus beneficios de modo que nuestra gratitud nos haga progresar con sencillez de corazón.

Sé ayuda para cuantos son víctimas de cualquier segregación por causa de su raza, color, condición social, lengua o religión, para que consigan el reconocimiento de sus derechos y de su igualdad.

San Martín de Porres, "la dulzura en el seguimiento a Jesucristo"

Martín nos demuestra, con el ejemplo de su vida, que podemos llegar a la salvación y a la santidad por el camino que nos enseñó Cristo Jesús: a saber, si, en primer lugar, amamos a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con todo nuestro ser; y si, en segundo lugar, amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Él sabía que Cristo Jesús padeció por nosotros y, cegado con nuestros pecados, subió al leño, y por esto tuvo un amor especial a Jesús crucificado, de tal modo que, al contemplar sus atroces sufrimientos, no podía evitar el derramar abundantes lágrimas. Tuvo también una singular devoción al santísimo sacramento de la Eucaristía, al que dedicaba con frecuencia largas horas de oculta adoración ante el sagrario, deseando nutrirse de él con la máxima frecuencia que le era posible.

Además, san Martín, obedeciendo el mandato del divino Maestro, se ejercitaba intensamente en la caridad para con sus hermanos, caridad que era fruto de su fe íntegra y de su humildad. Amaba a sus prójimos, porque los consideraba verdaderos hijos de Dios y hermanos suyos; y los amaba aún más que a sí mismo, ya que, por su humildad, los tenía a todos por más justos y perfectos que él.
  

San Martín, "Por el camino de la humildad a la gloria del cielo"

Señor, Dios nuestro, 
que has querido conducir a san Martín de Porres 
por el camino de la humildad a la gloria del cielo, 
concédenos la gracia de seguir sus ejemplos, 
para que merezcamos ser coronados con él en la gloria.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, 
que contigo vive y reina, en la unidad del Espíritu Santo, 
y es Dios por los siglos de los siglos. 
Amén.

Para saber más de San Martín...
Biografía publicada en este blog
Reflexión de "Ser Fraile"

3 de noviembre, Fray Escoba




miércoles, 2 de noviembre de 2011

Dolores de parto con que se nace a la eternidad

"¿Qué mayor confianza que la que en este mismo paso tenía nuestro padre Santo Domingo, el cual, viendo a sus frailes llorar por su partida y por la falta que les hacía, los consoló diciendo: 'No os desconsoléis, hijos míos, porque en el lugar donde voy os seré más provechoso'? Pues ¿cómo podía en aquel trance desconsolarse ni temer la muerte quien tenía la gloria por tan suya, que no sólo esperaba alcanzarla para sí, sino también para sus hijos?

Contemplar tu rostro glorioso. Fieles difuntos

Señor Jesucristo, 
redentor del género humano,
te pedimos que des entrada en tu paraíso
a nuestros hermanos y hermanas
que han cerrado los ojos a la luz de este mundo
y los han abierto para contemplarte a Tí,
Luz Verdadera.
Líbralos, Señor, de la oscuridad de la muerte
y haz que se alegren en tu Reino,
su verdadera patria,
donde no hay tristeza ni muerte,
donde todo es vida y alegría sin fin,
y contemplen tu rostro glorioso 
por los siglos de los siglos.
Amén.

martes, 1 de noviembre de 2011

Creer en el cielo. Fiesta de todos los santos

En esta fiesta cristiana de Todos los Santos, quiero decir cómo entiendo y trato de vivir algunos rasgos de mi fe en la vida eterna. Quienes conocen y siguen a Jesucristo me entenderán.

Creer en el cielo es para mí resistirme a aceptar que la vida de todos y de cada uno de nosotros es solo un pequeño paréntesis entre dos inmensos vacíos. Apoyándome en Jesús, intuyo, presiento, deseo y creo que Dios está conduciendo hacia su verdadera plenitud el deseo de vida, de justicia y de paz que se encierra en la creación y en el corazón da la humanidad.

Creer en el cielo es para mí rebelarme con todas mis fuerzas a que esa inmensa mayoría de hombres, mujeres y niños, que solo han conocido en esta vida miseria, hambre, humillación y sufrimientos, quede enterrada para siempre en el olvido. Confiando en Jesús, creo en una vida donde ya no habrá pobreza ni dolor, nadie estará triste, nadie tendrá que llorar. Por fin podré ver a los que vienen en las pateras llegar a su verdadera patria.